El día de hoy, mientras tomaba mis cursos de inglés online, escuche de otro huracán inminente que se apresura hacia las costas del caribe y probablemente llegara hacia nuestras costas. Otro noticiero dice que se acerca ahora un meteoro a la tierra que podría impactar en algún lugar entre el caribe y puerto rico.

Estamos viviendo tiempos especiales y no para bien ya que el ser humano ha hecho de este planeta lo que quiere y ha degradado a las leyes naturales con su ambición y ha dañado y desobedecido sobre todas las cosas a las leyes de Dios a quien cada vez mas personas hacen a un lado, burlándose de él y hasta llegar a odiar a aquellos quienes aun creen en El.

Europa que era la cuna de la cristiandad, donde toda la arquitectura y obras de arte más grandes eran dedicadas a e inspiradas en Dios, el creador del universo de todo lo visible y lo invisible. Ahora, si es que uno va a una exposición de arte en aquel lugar, lo que uno apreciara es frialdad y un tremendo vacío en lo que llaman arte contemporáneo que es el nuevo himno de ese continente, cuando en verdad –sin exagerar – no es mas que basura expuesta en un tiempo donde el espíritu humano se ha podrido y se ha convertido en carroña para las bestias.

Estas olas del supuesto “progresismo”  ha llegado a América ya desde hace una década y media, aunque hay lugares donde aun se conserva el viejo espíritu de las cosas que verdaderamente valen.

Hace tan solo dos días, tuvimos una pequeña prueba en México con este terremoto de lo pequeño que somos los seres humanos con toda nuestra ciencia, equipo moderno, dinero e independencia total. Con que recibamos un terremoto, de la misma naturaleza, unos 6 grados más fuerte, y toda nuestra ciudad caería con cientos de miles de muertos, sin poder hacer nada en lo absoluto.

En México, previo al temblor, se vivía un ambiente hostil en las calles donde todas las personas eran enemigas y donde no había especio alguno para  ningún tipo de solidaridad. Sin embargo, tras el paso de esta tragedia los mexicanos han creado lazos increíbles de hermandad, empatía y caridad, siendo estos los sentimientos y las energías más poderosas, energías que vienen directamente desde el trono de Dios en el cielo y que pueden transformar a un terreno baldío en un campo de flores. México ha reaccionado bien ante esta situación, sin embargo hay muchos otros países, supuestamente más avanzados, quienes fortalecen su ego y obedecen a los tambores del enemigo de enemigos de la humanidad, enemigo de absoluto de Cristo quien recibe sus órdenes de los mismos infiernos y cuya palabra manipula a la humanidad, logrando descarrilarla.

Una gran guerra pronto vendrá donde el ser humano entenderá los errores que hemos labrado con nuestras propias manos.